WikiEscuela » Estaciones Del Año

ESTACIONES DEL AÑO

Volver a: Principal

El movimiento de traslación de la Tierra provoca que a lo largo del año existan cuatro estaciones: la primavera, el verano, el otoño y el invierno.

LA ORBITA ANUAL DE LA TIERRA

Las cuatro estaciones del año se deben a que la Tierra, que gira alrededor del Sol en una órbita que tiene forma de elipse, tarda ese tiempo en dar una vuelta completa en torno a él. Como el eje de rotación de la Tierra está inclinado con respecto al plano de esta órbita, los rayos del Sol inciden con diferente ángulo de inclinación sobre las distintas zonas de la Tierra, según la posición que esta ocupe a lo largo de la órbita.

Esto afecta a la cantidad de luz y calor que a lo largo del año reciben las distintas zonas de la Tierra.

Como la Tierra no está del todo vertical, cuando el polo norte está inclinado hacia el Sol la mitad superior de ella (llamada hemisferio norte) está en verano. En esa misma época, como el polo sur está más alejado del Sol, en el hemisferio sur es invierno. Las estaciones en ambos hemisferios transcurren justamente opuestas.






En junio, el polo norte de la Tierra está inclinado hacia el Sol. El hemisferio norte recibe la mayor parte de la luz del Sol, lo que provoca un tiempo más cálido y que se alarguen los días: es verano. Por el contrario, en el hemisferio sur es invierno.

En el hemisferio norte comienza el verano hacia el 21 de junio. A esa fecha, que tiene el día más largo y la noche más corta del año, se le llama solsticio de verano. Los rayos del Sol inciden casi verticales, por lo que hace mucho calor. En el hemisferio sur comienza el invierno.

Hacia el 23 de septiembre se produce el paso al otoño en el hemisferio norte. A esa fecha, en la que el día y la noche duran igual, se le llama equinoccio de otoño. Durante el otoño, los rayos van llegando cada día más inclinados y los días se van acortando, por lo que se va pasando del calor al frío. En el hemisferio sur comienza la primavera.






En septiembre, la Tierra se ha desplazado sobre su órbita alrededor del Sol, de manera que el ecuador recibe la mayor parte de la luz solar. Los días y las noches son igual de largos en todos los puntos de la Tierra, excepto en los polos norte y sur. En este momento, es otoño en el hemisferio norte, y primavera en el hemisferio sur.

En el hemisferio norte, comienza el invierno hacia el 21 de diciembre. A esa fecha, que tiene la noche más larga y el día más corto del año, se le llama solsticio de invierno. Durante esta estación, los rayos llegan muy inclinados, por lo que hace frío. En el hemisferio sur comienza el verano.






En diciembre, el polo sur está inclinado hacia el Sol. El hemisferio norte recibe menos rayos solares, y esto hace que los días sean más cortos y que el tiempo sea frío: es invierno. Mientras tanto, el hemisferio sur disfruta del verano.

En hemisferio norte, se pasa a la primavera hacia el 21 de marzo. A esa fecha, en la que de nuevo el día y la noche duran lo mismo, se le llama equinoccio de primavera. Durante esta estación, los rayos del Sol van llegando más verticales y los días se van alargando, por lo que se va pasando del frío al calor. En el hemisferio sur comienza el otoño.






En marzo, el ecuador presenta una inclinación con respecto al Sol que hace que reciba la mayor parte de la luz solar. En este tiempo, el hemisferio norte disfruta de la primavera, mientras que en el hemisferio sur discurre el otoño.




Compartir está página en: Comparte está página en un email: Puedes seguir a la página: Foro Debate Solicitar apoyo para esta página
    RedEscuela en Twitter

Para seguir esta página primero debe identificarse

Si tú sigues esta página podrás recibir correos de las actualizaciones que se realizan diariamente

Para agregar nuevos comentarios debes estar identificado

Participan en esta página